Pandora

Cuento adaptado de la mitología griega.

Nos cuenta cómo Prometeo había engañado a Zeus robando el fuego del cielo para dárselo a los hombres. Zeus decidió vengarse enviando a la tierra un ser que sería la desgracia de los mortales. Para ello pidió al dios del fuego, Hefesto, que con barro modelara un cuerpo tan bello como el de las diosas. La colmaron de todos los dones -gracia, belleza, destreza- de ahí el nombre de Pandora. Y fue la venganza de Zeus, pues se la envió al hermano de Prometeo, Epimeteo el que la recibió encantado -olvidando los consejos de su hermano que le decía que desconfíe, no aceptes regalos de los dioses-. Pandora llevaba una jarra cerrada, con la consigna de que no la abriera… la curiosidad del misterio fue lo que le hizo abrirla.

De allí salió un viento terrible que le asustó, salió la vejez, la enfermedad, el sufrimiento, el egoísmo, la envidia… todo el mal que Zeus enviaba a los hombres que no tardó mucho en difundirse por toda la tierra.

Pandora enloquecida volvió a poner la tapa pero en la jarra, en el fondo, solo, quedaba la esperanza que duerme en el corazón de los hombres, ayudándoles a vivir y soñar.

Este día era el día de la salud mental e hicimos un recorrido por todas las áreas que debemos atender para una salud mental y por ende física.

Pues el cuento trata temas fuertes que influyen y daña la salud mental, como son robos, venganzas y vuelta a engañar, con diferentes mañas y es que tal vez en la base de todo sentimiento esta la envidia que genera maldad y destrucción. Y la Esperanza, el saber esperar, soñando, viviendo, creando, modos constructivos de ViViR.

Gracias a todas por venir.

Los males del alma que forman parte de la vida y de la humanidad de todos ellos debemos protegernos…

Más compartir colaborando, construyendo y menos competir.