«La hora» poema de Juana Ibardourou»

«Tómame ahora que aún es temprano
y que llevo dalias nuevas en la mano.
Tómame ahora que aún es sombría
esta taciturna cabellera mía.
Ahora que tengo la carne olorosa
y los ojos limpios y la piel de rosa.
Ahora que calza mi planta ligera
la sandalia viva de la primavera.
Ahora que en mis labios repica la risa
como una campana sacudida aprisa.
Después…, ¡ah, yo sé
que ya nada de eso más tarde tendré!
Que entonces inútil será tu deseo,
como ofrenda puesta sobre un mausoleo.
¡Tómame ahora que aún es temprano
y que tengo rica de nardos la mano!
Hoy, y no más tarde. Antes que anochezca
y se vuelva mustia la corola fresca.
Hoy, y no mañana. ¡Oh amante! ¿no ves
que la enredadera crecerá ciprés?

Este día fue muy intenso y productivo, tomando consciencia de la importancia de los autocuidados, de los tiempos, de las necesidades, del esfuerzo que debemos hacer para conseguir lo deseado, el bienestar. Que nada es lo que soñamos y si no lo trabajamos no lo conseguiremos, la importancia del sentido del humor para la salud mental y la salud en general.